lunes, 7 de abril de 2014

Alioli que no repite.

Cuando en la última entrada les dije que iba a andar liada por un tiempo no pensé que fuera tanto y mucho menos que me costara acostumbrarme al nuevo estado de notengotiemponiparamirarmeelombligounratito.

Pero las cosas son así, y a veces tengo que tomar doble de vitaminas para pasar el día.

Y claro que he cocinado, poco, pero he metido la mano, lo que pasa es que si tengo tiempo para cocinar un ratito no me da tiempo de dejar testimonio gráfico y así está el blog. Comidito de telas de araña.

Pero ah! Aprovecho que es domingo, para sentarme un ratito a bichear por estos lares, que ahora las tardes son largas y los días parecen más alegres y yo me auto-convenzo de que tengo tiempo para hacer más cosas aunque las horas del día sigan siendo 24.

Para ir desengrasando vengo a contarles que descubrí algo, porque a mi me encanta el Alioli, es una de mis salsas favoritas pero luego odio que el ajo haga de las suyas.
Así que un día, comprando en Alcampo descubrí el ajo molido, y compré unos gramitos, y creo que estoy enganchada, ¿pueden imaginar unos filetes de pechuga de pollo rebozados en ajo molido? Pues son deliciosos.

La cosa es que (yo me voy por otros caminos desde que me dejan hablando sola) se me ocurrió preparar Alioli con el ajo molido, y sin ajo. Y riquísimo, además pasé una tarde sin la compañía del ajo y eso me encantó.


Les dejo con la ocurrencia, y les deseo que empiece la semana con fuerza (yo la voy a necesitar).

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • Perejil (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • 1 cuchara de ajo molido (lo compré en Alcampo, en la parte de compras a granel)
  • Aceite de girasol
Preparación: 
  1. Ponemos en el vaso de la batidora: el huevo, el perejil, la sal y el ajo molido. 
  2. Pongo la cantidad de aceite igual que la de huevo (me explico, si la altura del huevo es de 50ml. pues pongo de aceite otros 50ml.) En total entonces, tendremos 100ml. de alioli. 
  3. Metemos la batidora de brazo hasta el fondo y sin moverla batimos. Cuando cambie de sonido ya podemos levantarla para que se integre todo (así no falla). 

martes, 25 de marzo de 2014

Happy Birthday to me


Volando, volando, porque esta semana está siendo y será una locura, bueno, y los próximos 2 meses me temo que también.

Pero oye, que necesitaba yo un momento de gloria, porque hoy cumplo una primavera más.
Y no saben qué alegría, aunque no pueda celebrarlo como me gustaría porque básicamente no tengo tiempo.

Deseando estrenar este nuevo año que empieza para mi y deseando sobretodo disfrutar cada minutito. Que oigan, es una suerte poder estar viva y además estar rodeada de gente genial.

Que yo sigo teniendo la misma ilusión y las mismas ganas de sonrisa, aunque aquí abajo estaría cumpliendo 5 ó 6 añitos y hoy cumplo 20 más.



Un abrazo enorme, y millones de gracias por el montón de felicitaciones que ya me han llegado a pesar de lo tempranito que es...

martes, 18 de marzo de 2014

Palomitas

Hay días en los que la tecnología se me pone en contra.

Llevaba casi una hora escribiendo esta receta y la entradilla, seleccionando las fotos y editándolas, desahogándome en Twitter por la nueva política de Facebook (de la que voy a tener que hacer un post o implosionaré) mientras pensaba cuándo iba a sacar tiempo para editar el post de la tarta del cumpleaños de Mr. B. y me di cuenta que me quedan apenas 1 día de estos días de asueto que he tenido entre una cosa y otra y en la que he retomado esas cosas que por falta de tiempo no he hecho estos meses atrás, como bucear en youtube, leer, leer y leer, levantarme tarde y sin despertador, irme de compras, pasear, salir a comer dulces y tantas otras minucias que hacen que una vida tenga sentido.

Y todo este rollo para decir que cuando me disponía a publicar el post para que ustedes lo tuvieran calentito esta noche cuando se sentaran a relajarse un ratillo, todo había desaparecido.

Una maravilla como pueden imaginar, yo, que había sacrificado mi siesta por escribirlo.

La cosa es, que venía a contarles cómo preparé estas "Palomitas" (mi madre se echó manos a la cabeza, pensaba que iba a comer palomas). Pero no, son unas delicias, blanditas por dentro y super crujientes por fuera que juro que son un vicio y que tienen un sabor divino.

Y no es invención mía, que en esto que les contaba de andar por Youtube, encontré a esta chica, del canal Musas que lo explica de maravilla.

¿Vamos al lío?



 Ingredientes: 
  • 500 gr. de pechuga de pollo molida 
  • 1 taza de harina de trigo (puedes usar especial para rebozar) + un poquito más de harina. 
  • 3/4 de taza de agua
  • 1 cucharita de cada una de estas "especias": ajo en polvo, cebolla en polvo, pimentón dulce, cominos molidos y pimienta negra molida. 
  • Sal. 
  • Aceite para freír
Preparación:  
  1. Hacemos bolitas pequeñas (que no hace falta que sean perfectas, que nosotros queremos palomitas!) con el pollo al que le hemos agregado un poquito de sal. Y las pasamos apenas por harina. 
  2. A parte, tamizamos en un bol la harina junto con las "especias" y mezclamos. Entonces vamos agregando el agua y removiendo hasta conseguir una masa con la textura un poquito densa.
  3. Entonces ponemos aceite abundante a calentar. Y cuando esté bastante caliente vamos pasando las bolas de pollo por la mezcla de harina y especias y poniendo a freír. Es importante darle la vuelta cuando estén dorados, y bajar un poquito el fuego para que se hagan por dentro. 
  4. Luego vamos apartando a una fuente con papel absorbente para quitar algo de exceso de aceite. 
  5. Y cuando haces pop, ya no hay stop.